Logo de IbergourLogo de Ibergour
 
español | Contactar | Ayuda
Icono del carrito de la compra Mi carrito
Cómo comprar jamón ibérico: 8 trucos para que no te timen

Cómo comprar jamón ibérico: 8 trucos para que no te timen

Comprar un jamón ibérico y acertar puede ser una tarea complicada, ¡pero no es imposible! Hay ciertas claves a tener en cuenta, pero si las sigues, tendrás un éxito asegurado. ¿Quieres conocerlas y evitar que te timen? ¡Sigue leyendo!


8 trucos para comprar un jamón ibérico de calidad


1) Busca o exige el precinto

El primer paso para comprar un jamón ibérico auténtico es verificar que viene acompañado de este etiquetado especial vigente desde 2014. El precinto es la conocida pieza rígida de colores que gestiona la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) y cuyo sello debe aparecer para verificar la autenticidad. ¿Qué indica cada precinto?

Si el jamón está amparado por una Denominación de Origen (Dehesa de Extremadura, Valle de los Pedroches, Guijuelo o Jabugo), en lugar del precinto de ASICI encontrarás uno similar con el logotipo de la D.O. correspondiente. El código de colores es el mismo.

Precintos del jamón ibérico, cada color identifica una calidad: importante a la hora de comprar
Precintos oficiales de jamón ibérico (sin D.O. a la izquierda, con D.O. a la derecha). Al comprar jamón ibérico, ¡ojo con los colores!

2) Contrasta la información del precinto con el resto del etiquetado

Al comprar un jamón ibérico encontrarás también etiquetas del productor y de trazabilidad. A través de estos elementos, puedes comprobar la variedad exacta de jamón ibérico, la raza del cerdo y su alimentación. Además de verificar los datos, puedes ampliarlos para saber la pureza exacta, algo que no aparece en los precintos rojo, verde y blanco.

3) Remata la comprobación con el sello MAPA

Además de la etiqueta de trazabilidad, la información sobre los procesos de curación del jamón se plasma sobre la propia pieza (en tinta sobre el cuero), que también debe comprobarse. El sello MAPA consta de 4 cifras que indican cuándo empezó la salazón: las 2 primeras se refieren a la semana y las 2 últimas al año. Esto nos permite saber si el cerdo estuvo en montanera o fue alimentado con piensos en sus últimas semanas, es decir, si es auténticamente jamón de bellota y de mayor calidad. Para ello, debes saber que la montanera habitualmente va de octubre (que empieza en la semana 40) a marzo (que acaba en la semana 13). Es decir: para el jamón de bellota la semana debería estar entre 50 y 52, o entre 1 y 10, si no es así deberíamos sospechar. Eso sí, con la normativa de 2014 todo este proceso está mucho más regulado para controlar la alimentación con bellota.

4) El buen jamón ibérico es caro

Siguiendo con etiquetas, ¡la del precio es importante! Producir un producto como este, sobre todo si hablamos del jamón ibérico de bellota, es un proceso largo y costoso, ya que es la única manera de garantizar su calidad inimitable. No hay gangas, cuando una pieza es más barata en una tienda es porque puede pertenecer a un lote con defectos o incluso con falsificaciones, como os destapamos en este caso ocurrido en Groupalia.

Comprar jamón ibérico en IberGour
Piezas enteras (con hueso), deshuesadas y en lonchas
Jamón ibérico de bellota Covap Alta Expresión
Jamón Covap Alta Expresión Bellota desde 588,23 € jamón de 7,75 kg
Stock: 1 jamón ver todos los pesos
entero (con el hueso), deshuesado o en lonchas
 
Jamón ibérico de bellota DO Dehesa de Extremadura
10.00% de descuento en Jamón ibérico de bellota DO Dehesa de Extremadura
Jamón D.O. Dehesa de Extremadura Bellota desde 623,36 € 561,02 € jamón de 8,25 kg
Stock: 3 jamones ver todos los pesos
entero (con el hueso), deshuesado o en lonchas
 
Jamón ibérico de bellota DO Guijuelo
Jamón D.O. Guijuelo Bellota desde 569,80 € jamón de 9,25 kg
Stock: 2 jamones (más en 2 días) ver todos los pesos
entero (con el hueso), deshuesado o en lonchas
 

5) No compres el jamón que esté envuelto o se haya almacenado dentro de una funda

Estas decoraciones pueden ser muy atractivas, pero pueden dañar el producto. Como te explicamos en este post, los envoltorios propician la retención de humedad en la superficie del jamón y generan un ambiente perfecto para la proliferación de microorganismos como los ácaros del jamón. Por este motivo, en IberGour siempre pedimos a nuestros proveedores que nos envíen las piezas sin funda, aunque luego nos resulte más caro envolverlas para el envío. Así, al comprar un jamón ibérico online en nuestra web, garantizamos su envío en condiciones óptimas.

Pila de jamones ibéricos envueltos en fundas
Jamones ibéricos en sus fundas en un supermercado

6) Si no puedes probarlo, asegúrate de poderlo devolver

Lo ideal para asegurarse que estamos ante un buen jamón ibérico o en el punto que a ti te gusta, ¡es probarlo! Pide que hagan el primer corte delante de ti y degústalo. Si no es posible, infórmate de la garantía de devolución y sus detalles, como si puede devolverse una vez empezado, qué parte del importe te devolverán, o quién cubre los gastos de envío de la devolución. De la misma manera, otra buena alternativa es comprobar un jamón de la misma partida, aunque tendrías que asegurarte de que está en idénticas condiciones que la pieza que quieres adquirir.

7) Mánchate las manos

Este truco es otra alternativa a la anterior, ya que tocar el jamón ibérico nos puede decir mucho sobre su calidad y curación. Por un lado, palpa la zona superior (el lado más estrecho y largo) y comprueba su textura; en caso de ser gomosa, huye porque significa que tiene un problema de curación. Por otro lado, si estás ante un jamón ibérico de bellota, oprime ligeramente el dedo pulgar sobre la superficie más grasa. ¿Se hunde y notas cómo la grasa parece puro aceite? ¿Ese aceite huele bien, como a pasto? Efectivamente, estás ante un jamón procedente de un cerdo alimentado con bellota.

Primer plano de pulgar hundiéndose en la grasa de un jamón ibérico
Si el dedo penetra fácilmente en la grasa del jamón, buena señal

8) Fíjate en el peso

Cada pieza, según su categoría, tiene un rango de kilogramos asignado. De esta manera, si algún elemento te hace dudar sobre la veracidad del producto, puedes comprobar también este aspecto. ¿A qué nos referimos? El mejor jamón ibérico, el del precinto negro, debe superar los 5,75 kg. El resto (precintos rojos, verdes y blancos) deben superar los 7 kg. No hay pesos máximos, pero por lo general los jamones 100% ibéricos son más pequeños que los cruzados.


Truco extra al comprar un jamón ibérico online

Para dejarte de dudas, lo ideal es que siempre compres un producto de esta categoría en un establecimiento o tienda online de confianza, capaces de informarte sobre la pieza en la que estás interesado y con todas las garantías sobre procedencia, productor, procesos o datos de ASICI y las diversas denominaciones de origen.

En este sentido, desde IberGour te facilitamos la mejor selección de piezas para que sepas dónde comprar jamón ibérico sin miedo a llevarte un chasco. No solo buscamos a aquellos pequeños productores que garantizan producciones limitadas de la máxima calidad y sujetos a las normativas, sino que te facilitamos toda la información necesaria para una excelente experiencia de compra a través de Internet.


¿Te ha parecido útil este listado de trucos para elegir el mejor jamón? Esperamos haberte ayudado y, si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.


También puede interesarte:



Compartir: Whatsapp Facebook Twitter E-mail

Gastos de envío
Productos
Venta a restaurantes
Sites IberGour :   España  |  Francia  |  Reino Unido  |  Alemania  |  Italia  |  Austria  |  Bélgica  |  Irlanda
Visa, Master Card, American Express, PayPal Marca de aceptación de PayPal
C/ Sant Pere d'Abanto, 4 - 08014 Barcelona (España). CIF: B64132772
© 2005-2019, IberGour · Aviso legal