El jamón ibérico, lo mejor de Alimentaria 2018

Plato de jamón en Alimentaria 2018

Pasaron por Alimentaria 150.000 visitantes y las empresas participantes llegaron a 4.500. Miles de productos repartidos en un recinto de más de 100.000 m². Cifras de pre-crisis.

Ninguno de los grandes productores de jamón pata negra faltó. Joselito en la zona Premium, com es habitual, y el resto repartidos en stands propios o de las Denominaciones de Origen correspondientes.

Se nota un fuerte impulso en la promoción de la carne fresca de cerdo ibérico. Es un producto cada vez más apreciado por los restauradores y un gran negocio para el fabricante, porque le permite recuperar parte de su inversión unos meses antes (en lugar de destinar la carne a hacer embutidos, que tardan entre 6 y 12 meses en curarse, la venden al momento).

La novedad más interesante ha sido el innovador confeti de chorizo y jamón de Martínez Somalo. Le vemos un gran potencial como condimento, por ejemplo en ensaladas y platos con productos poco sabrosos como el tofu. Realzan el sabor de la comida y le aportan mucha proteína. Además no tiene conservantes, colorantes ni otros aditivos. Solo jamón y embutidos de calidad deshidratados.

Tarros con confeti de jamón y chorizo

Este año la innovación jamonera se ha quedado aquí. A ver si para la nueva edición vemos cosas más interesantes. Hay terreno para explorar en todos los ámbitos: raza, alimentación, curación, formato…

Por ejemplo, en Japón y parte de Asia la raza de cerdo identificada como de más calidad es la Kurobuta. ¿Por qué no producir Jamón de Kurobuta para entrar en segmentos altos en Japón, Corea y Australia que todavía no conozcan el ibérico o no puedan permitírselo?

En cuanto a la curación, me ha parecido superinteresante la experiencia de Victor Churchill con la pared de sal del Himalaya, que sirve para purificar el aire y regular la humedad en las salas de secado de carne. Lástima que para probarlo haya que irse hasta Sydney…

El jamón ibérico, lo mejor de Alimentaria 2018
Valora este artículo

Un comentario en “El jamón ibérico, lo mejor de Alimentaria 2018”

  1. Yo he probado algo parecido deshidratando unas lonchas de jamón en el horno a baja temperatura y luego pulverizándolo y lo utilizo en un montón de platos, pero como más me gusta es echando un poco sobre una tostada de pan con aceite, espectacular!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *