El jamón, alimento de corredores maratonianos

La Maratón de las Arenas es una de las más duras del mundo. 250 kilómetros de arena y piedras a través del desierto marroquí, con temperaturas que oscilan entre los 45 grados durante el día y los cinco por la noche. Según unos participantes españoles, hay dos tipos de corredores: los químicos y los tradicionales. «Los químicos llevan barritas energéticas, geles, pastillas y esas cosas. Los tradicionales llevamos lomo y jamón ibérico, turrón, mazapán, almendras y queso curado», comentan. También llevan comida liofilizada, que se disuelve en agua y se transforma en macarrones, paella o papillas de bebé. «La de ocho cereales con miel de toda la vida».

Leer el artículo completo en La Razón.

Valora este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *