Carta abierta: Respuesta a las acciones judiciales por parte de Monte Regio

Carta abierta

Respuesta de Ibergour a las acciones judiciales por parte de Monte Regio, proveedor de jamones de Groupalia

A raíz de nuestro análisis de un jamón comercializado a través de Groupalia, Monte Regio ha anunciado que ha presentado una querella contra Ibergour por injurias o calumnias. Desde Ibergour negamos que la información publicada sea falsa, que hayamos infringido ninguna norma, ningún derecho de Monte Regio, ni perjudicado la competencia económica en el mercado. Hemos ejercitado nuestro derecho a la libertad de expresión, cumpliendo las normas aplicables, y nada de lo dicho por Monte Regio afecta a la veracidad de lo afirmado en nuestro artículo. Estos son nuestros argumentos.

Monte Regio se limita a rechazar nuestro análisis, a amenazarnos y a ejercitar acciones judiciales, pero no explica por qué el jamón adquirido no tiene la curación suficiente, no informa del nombre de su entidad certificadora de alimentación con bellota y pone en duda la metodología de los dos laboratorios, sin conocerla y sin aportar ningún dato que la contradiga. Si es cierto que pueden ofrecer jamones 100% ibéricos de bellota a este precio y lo demuestran con un laboratorio independiente, nos ofrecemos a vender sus jamones en Ibergour.com.

Competencia desleal

Monte Regio tilda nuestra acción de “difamatoria y desleal”, algo que negamos rotundamente porque los datos aportados por Ibergour son exactos, verdaderos y relevantes y se han obtenido con las debidas cautelas y diligencia. De hecho, son una representación fiel de la realidad de la compra efectuada por Ibergour y están acreditados por los análisis realizados por estudios independientes en la Universidad de Córdoba y el TEICA. Es más, para asegurar la transparencia del proceso, se realizó ante notario.

Metodología de los laboratorios

No citamos explícitamente la metodología usada, pero sí que se indica que las partes interesadas podrán obtener una copia de los análisis, cosa que hasta la fecha no nos ha pedido Monte Regio. Por otro lado, la metodología usada es la que nos recomendaron los especialistas consultados. En ningún momento hemos impuesto una técnica en concreto. No habrá problemas en acreditarlo ante el juez.

Generalización de los resultados de un solo jamón analizado

En el artículo dejamos claro y de forma explícita que solamente hemos adquirido una pieza y que por lo tanto no podemos generalizar. Por otro lado, confirmamos que no hemos venido haciendo compras de productos de Monte Regio hasta encontrar un jamón que justifique nuestra denuncia. Ha sido el primero y esperamos que último, aunque de persistir estas ofertas estudiaremos la posibilidad de repetir la experiencia. En caso de duda, pueden solicitar a cualquiera de los intermediarios que han utilizado (Groupalia, Letsbonus, etc.) que busquen en sus históricos de clientes cualquier compra de Ibergour. Tampoco hemos contratado a ningún laboratorio anteriormente para un fin similar.

Respaldo de los laboratorios

Una vez redactado el artículo, y antes de publicarlo, se pidió a los responsables de los laboratorios participantes que confirmasen que la interpretación era correcta y que se podía afirmar lo que se decía.

La querella como respuesta

Creemos que no ayuda a mejorar la imagen de Monte Regio enviarnos un burofax sin nada que rebata los resultados del estudio y, a continuación, de manera prácticamente inmediata, presentar una querella contra nosotros. ¿No hubiera sido más lógico hacer público el contrato con la empresa certificadora de sus jamones? También echamos de menos una disculpa pública por las deficiencias en el etiquetado, o por haber enviado jamones sin la curación suficiente.

Invitación a vender sus productos en Ibergour.com

Si Monte Regio es capaz de demostrar, con un laboratorio tercero e independiente, que pueden ofrecernos jamones 100% ibéricos de bellota, debidamente etiquetados y trazables, a precio de mayorista y bajo las condiciones estipuladas con nuestros proveedores actuales, estamos dispuestos a incluirlo en nuestro catálogo. Creemos que esta sería la mejor forma de demostrar, por ambos lados, que lo que nos mueve es el bien del sector y de los consumidores.

 


También puede interesarte:

9 opiniones en “Carta abierta: Respuesta a las acciones judiciales por parte de Monte Regio”

  1. Pingback: Anónimo
  2. Vosotros estáis actuando bien. Según vuestro análisis, lo que se anuncia no se corresponde con lo que se recibe. Es así de claro.
    Los consumidores solo podemos agradecer que se destapen este tipo de hechos. Y opino igual que vosotros, que me parece que Monte Regio, ciertamente una empresa con solera, debería responder de otra forma si quiere aclarar y solucionar esto.

  3. yo creo que ibergour va a perder el juicio . No pueden acusar de fraude a una empresa hasta que no lo demuestren en los tribunales.Me parece un claro caso de competencia desleal.Este tipo de acusaciones tienen que ser mucho mas transparentes y hay que demostrarlas en los tribunales no en un blog.Han demostrado que son igual de chapuzeros que groupon.

    1. Apreciado David,

      No estamos de acuerdo con lo que comentas. Chapucerismo sería haner comprado un jamón, abrirlo en nuestras instalaciones y, basándonos únicamente en nuestras percepciones personales, escribir un artículo denunciando las deficiencias detectadas. En cambio, hemos tirado de notario y laboratorios reputados. Creemos que hemos sido extremadamente transparentes.

      En cuanto al procedimiento, será el ministerio correspondiente el que se encargue de tomar las acciones judiciales oportunas. Lo que propones de ir primero por la vía judicial no es la manera de proceder. Si este fuera el caso, un periodista que destapa un caso de corrupción, por ejemplo, tendría que llevar primero a los tribunales a los acusados, y esperarse a escribir el artículo una vez cerrado el caso.

  4. Yo he trabajado en monte regio, y he visto como se cambiaban vitolas y etiquetas, y como el producto se cambia de embalaje según el cliente. Monte regio no tiene solera, no e esa empresa que empezó fabricando jamones, aunque se llame igual. Vendieron la fabrica y ahora solo distribuyen en groupalia, groupon…

    Además, para mas INRI, los dueños y los trabajadores son los mismos que los de vip4vip (venden sartenes y menaje de muy poca calidad en los mismos canales de distribución) y son también los que llevan la cartilla de a razón y la del país, vendiendo los mismos productos.

    La calidad es pésima en todo su genero. Dan gato por liebre y la atención es Penosa. Los dueños y la representante de la empresa son unos mafiosos y unos explotadores (tienen al mismo equipo para realizar trabajos de la 4empresas mencionadas) y unos chapuceros. Fijaos que todas estas empresas (monte regio, vip4vip, united brands…) están localizadas en la misma nave industrial de Vallecas, en la calle Luis I.

    Por cierto, como vip4vip venden productos hechos en china hasta 4 veces mas baratos de lo que venden en las webs o las cartillas de los periódicos.

  5. Es increible que pasen estas cosas. Se debería hacer todo lo necesario para evitar que se siga engañando. A las empresas se las tiene que pedir un mínimo de seriedad y castigarlas cuando practican el engaño. Yo animo a todo el que se sienta engañado a, como mínimo, difundir el hecho y sería más eficaz si se demandase judicialmente a la empresa. Pero nunca no hacer nada. Lógicamente me estoy refiriendo a Monteregio, que, por lo que se ve (dan duros a 3 pesetas) y lo que se oye son unos desaprensivos.

  6. Estamos en 2019 y Monte Regio sigue vendiendo sus jamones en Groupon (si son los de 2013 al menos la curación será más que correcta). ¿Cómo quedaron las acciones judiciales?

    1. Hola Sergio,

      Como era de esperar, o bien no llegaron a denunciarnos o bien el juzgado no admitió la denuncia.
      Nosotros no hemos tenido noticias suyas. Tampoco ningún organismo público nos ha solicitado información.
      Solo se han interesado por el caso algunos periodistas.
      Por cierto, un jamón del 2013 no creo que esté en buenas condiciones ahora, a no ser que sea la leche. Ten en cuenta que los mejores jamones que estamos vendiendo ahora son del 2015 o 2016. Para que uno del 2013 esté suficientemente tierno para poder cortarlo tendría que ser de altísima calidad, porque si no la grasa se enrancia, y si es poco graso estaría superduro. La otra opción es que haya sido congelado. En tal caso, la etiqueta debería indicar que se trata de un producto descongelado. Y la textura y el sabor no suelen ser tan buenos como los que no han sido congelados. Yo no recomiendo su compra por muy barato que esté.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *