Logo de IbergourLogo de Ibergour
 
español | Contactar | Ayuda
Icono del carrito de la compra Mi carrito
¿Has visto una oferta de jamón ibérico? ¡Detecta posibles trampas!
Comunicado con relación a la crisis del COVID-19 Actualizado: hoy miércoles, 3 de junio de 2020

Hasta ahora, todos los pedidos (jamones enteros, deshuesados y loncheados) están saliendo de nuestro almacén en los plazos indicados, y los transportistas están haciendo las entregas con razonable normalidad. En España (ver otros países) estamos operando con normalidad.
Para evitar problemas, indique como dirección de entrega un domicilio particular (no una tienda, comercio o empresa). #QuédateEnCasa

¿Has visto una oferta de jamón ibérico? ¡Detecta posibles trampas!

El precio de un buen jamón ibérico tiene unos rangos marcados por la calidad del producto y lo costoso de su producción. Por este motivo, ver una oferta de jamón ibérico suele llamar la atención. Es posible que encontremos un producto a la altura de su nombre, pero también que nos la estén intentando colar. En este post te explicamos las trampas más habituales para que puedas distinguir una buena oferta de la que no lo es.

Decomiso de jamones por la Guardia Civil
Decomiso de jamones por la Guardia Civil (fuente: Guardia Civil)

5 trampas habituales en una oferta de jamón ibérico

1) El jamón no tiene suficiente curación

Una de las claves del sabor de las piezas de ibéricos es que los tiempos de curación permiten desarrollar todos sus aromas, texturas y matices. Esta es la razón por la que existen tiempos marcados para poder catalogar las piezas de jamón ibérico y paleta ibérica.

En el primer caso, aquellas piezas de menos de 7 kilogramos deben alcanzar los 600 días de curación, casi 20 meses. Los jamones de más de 7 kilos llegarán a 24 meses para poder ser considerados ibéricos. En el caso de las paletas, están estipulados 12 meses de curación sin importar el peso.

Eso sí, debe tenerse en cuenta que esto son los mínimos: hay productores que consideran que el jamón ibérico alcanzará su plenitud tras más de tres años de curación y que las paletas necesitarán más de dos.

2) El jamón tiene un exceso u otros defectos de curación

Se trata de uno de los motivos más habituales para lanzar una oferta de jamón ibérico. Con estos problemas, la pieza puede mostrarse dura o con una textura poco agradable. Aún peor, una mala curación puede llevar a aromas y sabores que no se corresponden con un producto de esta calidad.

Mejor jamón ibérico calidad-precio en IberGour
Piezas enteras (con hueso), deshuesadas y en lonchas
Jamón ibérico de bellota Cerdos Extremeños
Jamón Cerdos Extremeños Bellota desde 511,47 € jamón de 8,25 kg
Stock: 7 jamones ver todos los pesos
entero (con el hueso), deshuesado o en lonchas
 
Jamón de bellota Ibéricos GM e Hijos
Jamón Ibéricos GM e Hijos Bellota desde 577,50 € jamón de 7,5 kg
Stock: 2 jamones ver todos los pesos
entero (con el hueso), deshuesado o en lonchas
 
Paletilla ibérica de bellota Cerdos Extremeños
Paletilla Cerdos Extremeños Bellota desde 214,48 € paletilla de 5,5 kg
Stock: 3 paletillas ver todos los pesos
entera (con el hueso), deshuesada o en lonchas
 

El sello MAPA, una comprobación clave en cualquier oferta de jamón ibérico

Una forma de contrastar que se han cumplido los plazos de curación y la edad de la pieza que vamos a comprar, pero también si el cerdo del que procede estuvo en montanera (que tiene lugar de octubre a marzo) o se alimentó de pienso sus últimas semanas, es con el sello MAPA.

Este sello debe ir tatuado en cada jamón y paleta ibérica e indica, a través de 4 cifras, el momento en que empezó la salazón: las 2 primeras indican la semana y las 2 últimas el año. A través de su lectura, podrás calcular si el resto de etiquetas y la propia oferta ofrecen una información verídica.

Sello MAPA en un jamón (en la foto: semana 40 del año 2008)
Sello MAPA en un jamón (en la foto: semana 40 del año 2008)

El sello MAPA es una de las principales comprobaciones que debes llevar a cabo siempre que vayas a comprar una pieza de este tipo, pero especialmente si se trata de una oferta de jamón ibérico. Por este motivo, pero también por las pistas que puede dar el aspecto exterior del producto, desconfía de los jamones que se venden envueltos: más aún si no te dejan retirar el envoltorio antes de comprar.

3) El jamón no alcanza los pesos mínimos

Esto es complicado que ocurra con la regulación actual, pero también debe tenerse en cuenta. Si te están ofreciendo un jamón 100% ibérico (solo precinto negro, un jamón pata negra), debe pesar más de 5,75 kilogramos; si se trata de una paleta 100% ibérica, serán más de 3,7 kilos.

Cuando se trata de 75% o 50% de raza ibérica, en el caso de los jamones deberán superar los 7 kilos, mientras que en el de las paletas los 4 kg. Por supuesto, estamos hablando en todos los casos del peso final, tras la curación correspondiente de la que hablábamos antes. Fíjate bien en que todas las etiquetas y cada aspecto coinciden.

4) Si sale malo, ¿podremos devolverlo?

Ante una oferta de jamón ibérico, lo más deseable sería poder probar el producto que vamos a adquirir o, al menos, uno del mismo lote. De esta manera, evitamos de antemano una sorpresa desagradable al llegar a casa.

Como esto muchas veces no es posible, es fundamental saber si se podrá devolver y las condiciones. Por ejemplo, ¿se podrá realizar una devolución una vez empezado? ¿Qué porcentaje de dinero nos podrán reembolsar? ¿Nos entregarán otro jamón? Otro aspecto de las condiciones a tener en cuenta es quién se encargará de pagar los posibles gastos de envío o retorno de la pieza. Por supuesto, cuanto más completas sean estas garantías, mayor confianza ante la oferta y el vendedor.

5) ¿Marca desconocida? ¡Mala señal!

La razón es que hay productores que se han especializado en las ofertas de jamón ibérico. La forma de evitar que una mala partida les pueda perjudicar es cambiar la marca con la que se presentan cada poco tiempo; así no quedan señalados.

Una manera sencilla de comprobar que no estamos ante este tipo de práctica es que todos los envoltorios coincidan: las etiquetas del jamón, la caja, etc. Si ves que aparecen marcas diferentes, ¡sal corriendo!

Una tarea más laboriosa, pero efectiva, es investigar la marca por Internet. Si hay poca información, sospecha, pues puede ser una de estas firmas creada cada poco tiempo. De la misma forma, si solo hay comentarios positivos, pueden haber sido creados por los productores: por desgracia, no todas las tiradas salen al gusto de todos los consumidores.

Si encuentras comentarios positivos y negativos, si parecen legítimos y provenientes de compradores reales, puedes comenzar a hacerte una idea de por dónde va la cosa en cuanto a la oferta que has encontrado.


Comprar productos de esta calidad, con el reclamo y fama que tienen, no es sencillo. Por ello, es mejor ser cauto ante una oferta de jamón ibérico. ¡Esperamos que estas claves te sean de utilidad!

En IberGour, solo encontrarás ibéricos seleccionados bajo estrictos criterios y con toda la información de manera transparente. Por ello, si te surge cualquier duda, ponte en contacto con nosotros: estaremos encantados de ayudarte.


También puede interesarte:



Compartir: Whatsapp Facebook Twitter E-mail

Gastos de envío
Productos
Venta a restaurantes
Sites IberGour :   España  |  Francia  |  Reino Unido  |  Alemania  |  Italia  |  Austria  |  Bélgica  |  Irlanda
Visa, Master Card, American Express, PayPal Marca de aceptación de PayPal
C/ Sant Pere d'Abanto, 4 - 08014 Barcelona (España). CIF: B64132772
© 2005-2020, IberGour · Aviso legal