Los productos ibéricos ganan importancia en el Grupo Osborne

El grupo de alimentación y bebidas Osborne cerró el 2006 con unas ventas netas en los negocios propios de de 240 millones de euros, un 9% más que en 2005.

Las bebidas espirituosas supusieron el 34% de la facturación, los productos derivados del cerdo ibérico el 31%, las aguas minerales el 26% y los vinos el 9%. Dentro de los derivados del cerdo ibérico, el jamón Cinco Jotas ha superado en un 7% la contribución del ejercicio anterior.

Las marcas más emblemáticas del grupo son Sánchez Romero Carvajal (jamón Cinco Jotas y Noblanza), el Anís del Mono, los brandies Veterano y Magno, el fino Quinta y el agua Solán de Cabras.

Fuente: El Economista

Valora este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *