El jamón ibérico y el “triángulo del éxito”

Jesús Ventanas, catedrático de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura, considera que el jamón de cerdo ibérico cumple el llamado “triángulo del éxito”. A saber: placer, salud y conveniencia.

Lo del placer es obvio, pero no todo el mundo sabe que la cantidad de grasa del jamón “no es excesiva ni negativa“, según Ventanas, puesto que su contenido de grasa suele oscilar entre el 15% y el 20%, “prácticamente igual que un queso fresco, por lo que se trata de un alimento moderado en grasa, rico en hierro y bajo en colesterol“, toda vez que destaca por “su aroma intenso y su gran jugosidad“.

El profesor también argumentó que Japón “se prevé que sea un sector en el que el jamón se introduzca fácilmente” puesto que los japoneses poseen unos aminoácidos en la lengua, generados por su consumo de soja, que también tienen los españoles como consecuencia de la ingestión del queso, el tomate, el jamón y el aceite, propios de la dieta mediterránea. Por lo visto, tanto españoles como japoneses, podemos percibir un “quinto sabor“, denominado ‘Umami‘ por los nipones y cuya traducción al español es ‘delicioso‘.

El jamón ibérico y el “triángulo del éxito”
Valora este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *