Jamón de Huelva duplica las piezas precintadas en 2007

La DO Jamón de Huelva ha precintado en matadero 46.738 cerdos ibéricos (185.433 jamones y paletas) en 2007, un 117% más que en 2006, de los que más del 30% podrán optar a la máxima designación de calidad (SUMMUM).

La designación SUMMUM exige la confluencia de una mayor pureza racial, una mayor edad, un manejo tradicional, una alimentación exclusivamente con bellotas y pastos naturales y una maduración muy lenta en las condiciones naturales de la Sierra de Huelva.

Fuente: Denominación de Origen Jamón de Huelva

Jabugo, un pueblo dedicado al jamón ibérico

Impresionantes los datos de un artículo publicado ayer en el diario Público sobre la población de Jabugo, titulado “Jabugo vive la bonanza de la industria jamonera“.
Conserva la tranquilidad de los pueblos de la sierra y tiene apenas 2.500 habitantes, pero es un mito viviente de la industria jamonera. Cuenta con 33 empresas de más de 6 trabajadores -una de las cuales es Sánchez Romero Carvajal (Cinco Jotas)- dedicadas al cerdo ibérico: desde la crianza del cerdo, hasta la venta de jamones, pasando por la matanza, la selección, el curado y el corte.

Fuente: Publico.es

El iJam da la vuelta al mundo

Según comenta un artículo publicado recientemente en El País, “Un híbrido entre el iPhone y un jamón protagoniza el nuevo éxito viral de Internet“.
Se trata del iJam. la campaña navideña de la agencia publicitaria Shackleton.

Curiosamente, la imagen de carátula del vídeo del artículo de El País es una foto de IberGour, aunque no se trata de un jamón Cinco Jotas, sino de un jamón ibérico de bellota Dehesa de Extremadura.

Patentan un sistema de identificación genética del ibérico

Un grupo del Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba ha patentado un sistema para verificar si un cerdo y sus derivados son de raza ibérica, con el objetivo de combatir el creciente fraude.
La técnica, basada en el estudio del ADN, también permite averiguar la variedad de ibérico y los posibles cruces, aunque no con la misma exactitud.

Leer el artículo completo en Consumer.es